Calíope: O “El canto que insufla cuando la razón duerme” por Daniel L. Stuardo

Calíope: O “El canto que insufla cuando la razón duerme” por Daniel L. Stuardo

Titulo del libro: Calíope: O “El canto que insufla cuando la razón duerme”

Autor: Daniel L. Stuardo

Número de páginas: 242 páginas

Fecha de lanzamiento: August 28, 2016

Daniel L. Stuardo con Calíope: O “El canto que insufla cuando la razón duerme”

Calíope: O “El canto que insufla cuando la razón duerme” por Daniel L. Stuardo fue vendido por EUR 4,88 cada copia. Contiene 242 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

Un científico desquiciado cree estar en presencia de algo que provocará un cambio radical en el mundo, cuando la realidad señala que él es el único sobre quien dicho cambio podría estar efectuándose. Pero, en el proceso, un evento confuso, quizás un crimen donde se ve involucrada una mujer especial, lo envía directo y sin escalas al manicomio de la gran ciudad.
Mientras tanto, J. López Neira es un periodista que busca ascender rápidamente en el periódico para el cual escribe artículos tecnológicos. Es ambicioso, y su ambición lo llevará a enredar su existencia con la de Oscar, el científico encerrado en el “Open door”. Juntos buscarán un eslabón que conecta a Oscar con su pasado, que será la fuente del creciente interés de López Neira: esa mujer especial, de quien poco se sabe, incluso, se desconoce si ella es real o no. Diferentes evidencias descartarán o ratificarán su existencia, mientras que otras la harán habitar entre lo mundano y lo divino. En efecto: esa mujer puede ser o una loca de remate, o ni más ni menos que la Diosa de la Poesía. López Neira está enamorado de ella, y al parecer, Oscar también. Sin embargo, ¿es posible enamorarse de una ilusión?
No se confunda: esta no es una historia de amor, sino, un thriller psicológico que lo llevará a sondear por esos recovecos que lindan en la frontera del desquicio, donde, sin embargo, aún es posible encontrar un atisbo de esa humanidad que Oscar, en su delirio, quiso encerrar en una ecuación.